Esta página web utiliza cookies. Al continuar navegando por ella, usted acepta el uso de cookies.
+34 948 461 876
Reserva Ahora
+
Fecha
Habitaciones
Adultos:
Niños:
2 Habitaciones
* menores de 12 años
+ Añadir habitaciones
Código promoción
Fecha de la reserva
Adultos
Niños*
Habitación 1
x
Añadir habitación
Home > Turismo

Turismo
Hotel Rural Olatzea

El Hotel Rural Olatzea se encuentra en una llanura del valle de la Sakana a las afueras de Arbizu, lo suficientemente lejos como para disfrutar de un retiro en plena naturaleza, pero lo bastante cerca como para llegar al centro de la localidad en un breve paseo.

El entorno natural del hotel está lleno de atractivos para los amantes del senderismo, de las montañas o los que buscan evadirse y desconectar.

Parques Naturales

El valle de la Sakana forma un corredor natural en el que las montañas se abren al visitante, casi como si la propia orografía nos invitase a entrar y descubrir los frondosos hayedos y robledales, a sentir el frescor único de sus ríos o a sorprendernos con la inmensidad que se divisa desde los picos más altos.

Arbizu está rodeado por el Parque Natural de Urbasa-Andía, el Parque Natural Aralar y el Parque Natural Aizkorri-Aratz, todos ellos reconocidos por sus valores geológicos, paisajísticos y culturales. Merece la pena adentrarse en cualquiera de ellos, comenzando por sus centros de interpretación para conocer mejor sus características.

El ascenso al monte Beriáin, de casi 1.500 metros, es una de las actividades más recomendables. Se trata del monte más alto de Navarra y sin duda uno de los más bonitos. En la cima, donde se encuentra la ermita de San Donato, hay unas vistas privilegiadas del valle y de la sierra de Andía.

Santuario de San Miguel de Aralar

El Santuario de San Miguel in Excelsis es un lugar de leyendas donde residen más de mil años de historia. En su interior guarda el Retablo de Aralar, una obra cumbre de la esmaltería europea que sorprende por su composición con más de 39 piezas. La leyenda cuenta que fue un regalo de novios que ofreció Ricardo Corazón de León a Berenguela de Navarra, como promesa de que se casaría con ella.

En cuanto al templo, también tiene su propia leyenda con tintes fantásticos. Según este relato tradicional, Teodosio de Goñi, a su vuelta de la guerra contra los árabes, fue engañado por el diablo, quien le dijo que su mujer le estaba traicionando con un criado. Furioso, corrió a su dormitorio con una daga y apuñaló a la pareja que yacía en ella, que resultaron ser sus propios padres. Al darse cuenta de su crimen, Teodosio peregrinó a Roma para pedir perdón ante el Papa, que le condenó a volver a la sierra arrastrando unas cadenas. Cuando llego a Aralar, Teodosio se encontró con un dragón e imploró a San Miguel que le defendiese. El santo se le apareció, matando al dragón y liberándole de sus cadenas. Como agradecimiento, Teodosio construyo el santuario, donde se dice que aún se guardan sus cadenas.

Cueva de Mendukilo

A menos de media hora del Hotel Rural Olatzea se encuentra la Cueva de Mendukilo, una cavidad cárstica desde la que se pueden explorar las profundidades de la Sierra de Aralar.

La cueva fue utilizada como establo y refugio de pastores, que aprovechaban sus buenas condiciones y su iluminación natural.

Hoy en día, la cueva está totalmente habilitada para la visita y en ella se pueden observar estalactitas, estalagmitas, gours y otras formaciones geológicas en sus salas como la de los lagos o la morada del dragón.